Adidas | Arnau Sanjuán

Después de muchos meses esperando, por fin publicamos la entrevista a Arnau Sanjuán en la que nos habla de su experiencia como diseñador dentro de Adidas, un año después de su incorporación.

¿Cómo entraste en la empresa?
Durante el tiempo que estuve trabajando de freelancer, un amigo que estaba en Adidas me envió un link con imágenes del HQ de la empresa en Alemania. Después de ver las primeras dos imágenes, me dije: ¡Yo quiero trabajar ahí! A partir de ese momento, decidí que necesitaba unas bases específicas de diseño de calzado. Encontré una escuela de Foowtear Design en Portland, la Pensole Footwear Design Academy, y a través de un concurso online gané una beca para poder cursar los estudios gratuitamente. Era un curso intensivo en el que poder aprender los conceptos básicos; después de cientos de esbozos a mano y poco dormir lo terminé. En ese momento hice un facelift de mi portfolio, para enfocarlo un poco más a calzado y envié a varias ofertas en la web de Adidas.

Estaba viviendo en Suiza cuando recibí la respuesta de la empresa, me proponían unos “deberes” (un proyecto en el que tenía que rediseñar una zapatilla) para hacer en dos días y presentarlos en la sede principal en Alemania.

Trabajé duro, cogí el avión y me planté en Nuremberg. La entrevista fue agradable y simpática, pero siempre te quedas con la duda de cuanta gente habrá luchando por el puesto. Pasaron un par de semanas, tiempo en el que estuve haciendo otras entrevistas de trabajo en Suiza; hasta que recibí en un mismo día dos contratos de trabajo. Uno de un estudio de diseño de producto en Zurich y la otra en Adidas! No lo pensé mucho, a la mañana siguiente me llamaron de la marca para explicarme los detalles del contrato y firmé.

herzo

Headquarters de Adidas en Herzogenaurach.

¿Cómo fue tu experiencia las primeras semanas en la empresa?
La verdad es que impresiona ver de que modo funciona la compañía y la estructura que hay detrás. La cantidad de personas involucradas en cada proceso: técnicos, diseñadores, marketing, fabricación, testers… Y como no, los meetings diarios entre los diferentes departamentos para que todos tengan la misma información de cómo están y evolucionan los proyectos en cada momento.
El ambiente que se respira también me sorprendió, y más aún después de haber trabajado en Opel. Gente joven, look informal y cafetería en el hall del edifico para hacer descansos y reuniones informales de vez en cuando.

Ahora estás en el departamento Adidas Originals, ¿qué diferencia hay con el resto?
En Adidas Originals desarrollamos productos basados en la memoria colectiva de nuestro archivo histórico; buscamos elementos icónicos para utilizar o evolucionar en los nuevos modelos.

¿En qué consiste exactamente tu trabajo?
Mi trabajo consiste en diseñar y desarrollar los nuevos conceptos de Originals en las colecciones masculinas. Desde las moodboards, esbozos, presentaciones, desarrollo del producto y gestión con el Departamento de Colores y Materiales para combinaciones cromáticas y tejidos. Sintetizando, trabajo en el diseño de calzado para la colección de hombre en Adidas Originals, Primavera/Verano y Otoño/Invierno.

¿Qué nos puedes explicar de tu viaje a China y Vietnam?
Sinceramente ha sido una gran experiencia personal y laboral; seguir el desarrollo desde inicio a fin de los proyectos en los que uno ha estado trabajando es muy gratificante. Saber donde van esos esbozos cuando los mandas a las fábricas, para recibir unos prototipos unas semanas más tarde, te hace entender un poco más todo el proceso y toda la gente que está involucrada. Te das cuenta de la importancia de que cada una de las decisiones que se toman en un proyecto deben estar acordadas con Marketing y Desarrollo, para que más tarde no haya ninguna sorpresa.

En China y Vietnam, he podido trabajar en diferentes fábricas, conocer y visitar diferentes proveedores de Adidas. Me impresionó la rapidez que tiene la fábrica para hacer cambios en prototipos y verlos a las 24 horas. Cada día nos llegaban a nuestro escritorio entre 8 o 10 nuevos prototipos, para revisar, hacer cambios y volver a comunicar a los trabajadores de la fábrica la ronda siguiente. Así se facilita muchísimo la definición del diseño final que se ha trabajado durante los meses previos en el HQ de Alemania.

Una vez regresas a Nuremberg los modelos están definidos al 85% para ser presentados a los mercados, para recibir el feedback de nuestra nueva colección; de ahí en adelante aún tenemos un poco de tiempo para realizar pequeños ajustes y acabar de pulir el producto.

Después de un año en la empresa, ¿qué destacas hasta el momento?
La dimensión global de la compañía, la cantidad de gente que trabaja en el diseño, marketing, testing, ventas… de cada producto; las instalaciones del campus y el ambiente que se respira; y la cantidad de jóvenes profesionales que hay en la compañía de los que se aprende muchísimo en poco tiempo.

Hace pocos días que se ha puesto a la venta el primer modelo en el que has trabajado, las ZX Flux Slip-on.
Sí, he visto que en algunas tiendas ya las tienen y en miAdidas están disponibles para su costumización. El diseño nace de las ZX Flux originales eliminando los cordones y lengüeta convencionales para ampliar la família de las Flux de la colección Primavera/Verano 2015.

adidas-ZX-Flux-Slip-On

Después del gran éxito de las Flux y reediciones de Stan Smith, Superstar y Adilette, parece que has llegado en muy buen momento ¿no?
Sinceramente creo que he llegado en el mejor momento, las exitosas ZX Flux han rejuvenecido y abierto las puertas a nuestro departamento para experimentar y demostrar que podemos hacer productos contemporáneos con nuestro ADN. Solo os puedo decir que tenemos muchas novedades para las siguientes temporadas que van a sorprender y marcar las próximas tendencias.

 

Éstas son algunas de las fotografías que pude hacer del viaje, la mayoría durante el trayecto del hotel a las fábricas:

DSC_0862

DSC_0798

DSC_0813

DSC_0865

china

DSC_0869

DSC_0988

DSC_0954

DSC_0985

DSC_0987

DSC_1039

DSC_1008

Un ejemplo de cómo se fabrican las zapatillas Ultra Boost cerca de Qingyuan, China.